El Registro Estatal de Profesionales Sanitarios (REPS) se creó en el año 2012 con la finalidad de facilitar la planificación de necesidades de profesionales sanitarios  y coordinar las políticas de  recursos humanos del SNS.

Incorpora datos de todos los profesionales sanitarios autorizados para trabajar en España y dispone de una serie de datos públicos que permiten garantizar a los ciudadanos que los profesionales sanitarios que les atienden tienen la titulación adecuada y pueden ejercer su profesión.

 

Nace con un doble objetivo:

– Mejorar la planificación de los recursos humanos sanitarios de todo el Estado y la coordinación de las políticas sanitarias en materia de recursos humanos en el Sistema Nacional de Salud.
– Generar una mayor seguridad y confianza en los profesionales del sistema sanitario en tanto que permite acceder a un listado de profesionales autorizados para trabajar en el sector salud en España. Con ello se garantiza a quien los consulta que los profesionales que van a atenderle son aptos para sus respectivas labores y cuentan con las titulaciones correspondientes. Es un blindaje al intrusismo.

 

Consecuencias de no aparecer en el REPS

– Sanciones, por no estar al corriente de la normativa sanitaria vigente.
– Imagen de desconfianza en la ciudadanía